En un esfuerzo conjunto entre el Ministerio de Salud, la Dirección de Protección Civil y el Ministerio de Obras Públicas, anticipándose a la época lluviosa, dio inicio, la campaña de abatización y fumigación, garantizando así, la salud y seguridad de la población salvadoreña.

El dengue, el Chikungunya, el Sika, son enfermedades transmitidas por el zancudo, vector de fácil propagación con las lluvias, y que con esta campaña se pretende su eliminación.

Por su parte el ISBM, implementa desde esta semana y en apoyo al esfuerzo mencionado, jornadas de fumigación en todos sus policlínicos y consultorios magisteriales, cumpliendo así con los objetivos de prevención planteados.