Como todos los años, el 19 de octubre se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama. Su objetivo es recordar la enorme importancia que para la mujer tiene esta enfermedad. El cáncer de mama es el cáncer que más frecuentemente a nivel mundial, se presenta en el sexo femenino (alrededor de un 28% del total de casos), y es el que mayor mortalidad ocasiona. Se estima que 1 de cada 8 mujeres presentarán cáncer de mama a lo largo de su vida y, solo en 2018 en El Salvador se  registró 1,342 consultas por primera vez por cáncer de mama, 961 egresos hospitalarios y 122 defunciones a escala nacional, solo de enero a septiembre de 2018.

Prevenir el cáncer

Afortunadamente, el cáncer de mama es una enfermedad que se puede prevenir mediante un estilo de vida saludable y evitando ciertas conductas. Veamos cuáles son las principales acciones que usted puede incorporar a su vida para disminuir el riesgo de desarrollar cáncer de mama:

  • No consumir alcohol. Se ha observado que el alcohol puede incrementar el riesgo de padecer cáncer de mama hasta en un 50%. Reduzca al mínimo el consumo de bebidas alcohólicas para prevenir este y otros tipos de cáncer.
  • Prevenir la obesidad. Un peso excesivo aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama, especialmente tras la menopausia. Además, la obesidad aumenta las posibilidades de padecer otras enfermedades crónicas, como hipertensión, diabetes mellitus, problemas articulares o respiratorios.
  • Realizar ejercicio físico. El ejercicio físico se ha mostrado como un factor protector frente al cáncer de mama, independiente del peso de la persona que lo practique. Además, contribuye a la reducción de la obesidad, con los beneficios adicionales que esto conlleva.
  • Llevar una alimentación saludable. Una dieta equilibrada puede ayudarle a reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama, pero siempre acompañada de actividad física y evitar el aumento de peso.
  • Practicar la lactancia materna. Dar el pecho a su hijo reportará beneficios para ambos, entre los que se encuentra una reducción del riesgo de padecer cáncer de mama, mayor cuanto más tiempo dure la lactancia.
  • Evitar la terapia hormonal sustitutiva (THS) durante la menopausia. Se ha demostrado que la THS aumenta el riesgo de aparición de la enfermedad en mujeres después de la menopausia. Consulte a su médico acerca de este riesgo aumentado si debe tomar este tipo de medicación.
  • No fumar. Existen indicios de que el tabaco aumenta la posibilidad de aparición de cáncer de mama. Además, evitar el tabaco por completo le reportará beneficios más allá de esta enfermedad, principalmente como medio de prevención de otros tipos de cáncer y de enfermedades respiratorias y cardiovasculares.

Estas medidas combinadas reducen el riesgo de aparición del cáncer, pero existen casos en los que la enfermedad puede desarrollarse igualmente. En esos casos, la mejor forma de prevenir sus efectos es detectarla en un estadío precoz, cuando todavía está localizada, no es invasiva, el tratamiento es menos agresivo e incluso cuando es curable. Las autoridades sanitarias de todo el mundo han puesto en marcha programas de prevención que buscan atajar la enfermedad en estas fases iniciales, cuando aún no es sintomática, cuando no ha dado ningún tipo de manifestación a la mujer pero ya ha aparecido. La clave en estos casos en los que la enfermedad ya ha comenzado, en definitiva, es actuar lo antes posible.

Con este el objetivo, el Instituto Salvadoreño de Bienestar Magisterial  cuenta con el Programa  Innovador de Mamografía Bilateral como parte  de Prevención del Cáncer de Mama. Este programa se basa en la realización sistemática de una prueba diagnóstica (la mamografía) al conjunto de mujeres que, por su edad, tienen mayor probabilidad de tener esta enfermedad, para detectarla precozmente, con las mejoras de pronóstico y la reducción de complejidad del tratamiento que ello supone. Más concretamente, las mujeres de 40 0 más años reciben una boleta para la participación en este programa, cada  año (la participación implica sucesivas citas periódicas).

¿En qué consiste el Programa Innovador de Mamografía Bilateral?

Si usted es una mujer de 40  años, usuaria del Programa especial de Salud del ISBM, solo debe acudir a su Policlínico o Consultorio Magisterial cercano y cualquier médico le proporcionar la boleta del Programa Innovar par que usted pueda realizarse su mamografía anual, además le explicaran donde se realizara la prueba, al darle la respuesta, Ud. la llevara de nuevo a su médico magisterial y el explicará los resultados de la prueba y le indicara más estudios si son necesario y la referirá a la especialista si su caso amerita, dicho proceso debe hacerse cada año.

Paciente realizándose la prueba, deberá esperar unos minutos para que se compruebe que las imágenes son válidas para realizar el diagnóstico y que no es necesario repetir alguna. La duración total del proceso suele tardar  20 minutos.

Existen dos posibles resultados:

  • Mamografía normal. El radiólogo considera que su mamografía es normal y no es necesario realizar más pruebas en este momento. Recuerde que cada año debe repetirla.
  • Mamografía con alteraciones. En estos casos se sea necesario continuar con el estudio para descartar la presencia de un tumor maligno. No debe tener miedo si recibe estos resultados por dos motivos: incluso con una mamografía alterada, la posibilidad de padecer cáncer de mama es reducida (las pruebas posteriores pueden ser negativas) y, en el caso de que esté la enfermedad, se habrá diagnosticado en un momento temprano, lo que permitirá un tratamiento precoz, lo que implica una mejora marcada de la calidad de vida y supervivencia posterior. En caso de que las pruebas posteriores confirmen la presencia de enfermedad, se le derivará a la subespecialista pertinente  quien  tratará su enfermedad según los estándares científicos más actualizados.

En el caso de mujeres de menos de 40 años que pueden hacer para detección temprana del cáncer de mama?

Autoexamen de mamas

Un autoexamen de mamas es un chequeo que una mujer se realiza en casa para buscar cambios en la mamas.

Como hacerlo

El mejor momento para hacerse un autoexamen de las mamas es más o menos de 3 a 5 días después del comienzo del periodo. Las mamas no están tan sensibles o con protuberancias en ese tiempo en su ciclo menstrual.

Si usted ha llegado a la menopausia realíceseel examen el mismo día todos los meses.

Pasos

  • Empiece por acostarse boca arriba. Es más fácil examinarse todo el tejido mamario si está acostada.
  • Coloque la mano derecha por detrás de la cabeza. Con los dedos del medio de la mano izquierda presione suave pero con firmeza haciendo movimientos pequeños para examinar toda la mama derecha.
  • Luego, estando sentada o de pie, palpe la axila, ya que el tejido mamario se extiende hasta esta zona.
  • Presione suavemente los pezones, verificando si hay secreción. Repita el proceso en la mama izquierda.
  • Utilice uno de los patrones que se muestran en el diagrama para constatar que esté cubriendo todo el tejido mamario.
  • Luego, párese frente a un espejo con los brazos a los lados.
  • Mire las mamas directamente y en el espejo. Busque cambios en la textura de la piel, como hoyuelos, arrugas, abolladuras o piel que luzca como cáscara de naranja.
  • Igualmente observe la forma y el contorno de cada mama.
  • Revise para ver si el pezón está hundido.